miércoles, 30 de septiembre de 2009

La ciudad de los dobles

En la ciudad de los dobles tampoco huele a césped recién cortado la mañana, el transistor ladra mentiras con igual fiereza y del mismo modo, ni si quiera me importan las conversaciones de la gente encorbatada de la cafetería.

La ciudad de los dobles tiene también luces amarillas en los ascensores y es igualmente mortecina la iluminación de los garajes. El humo asciende lento, en la espiral del tiempo detenido, de la misma manera que lo hace en el lugar del que algún día fui.

Esta ciudad de los dobles cobija personas que me recuerdan demasiado a ti. Que pasean como si nada, sin reconocerme en las calles. También tiene miradas vacías y otras envueltas en códigos cifrados de iris fugaces.

Son tus reflejos, despreocupados y esparcidos al viento en esta ciudad, los que me confunden y hacen que persiga con la mirada a anónimas personas que bien podrías ser tú.

Aquí, en la ciudad de los dobles, me miré al espejo y no era yo.

lunes, 28 de septiembre de 2009

¿Entonces?


Entonces, cuando las calles huían de las sombras de la noche y el alba desdibujaba las lunas de los escaparates. Se me ocurrió decirte que no quería que lo nuestro (sin titulo de propiedad), fuera como una mentira de arcilla sin su momento de horno. De esas mentiras que empiezas enredando con la uña y terminas haciendo un agujero, dejándote las manos irremediablemente sucias.

Se mezclaron en mi, finalmente, imágenes de asepsia emocional con fosas sépticas. Y sólo pude reducir (al absurdo) todo aquello, llegando a la conclusión de que se podrían colapsar de mierda mis ventrículos si daba un paso más.

domingo, 27 de septiembre de 2009

De otoño se viste el camino


...Por septiembre

se te llenan de sótanos los labios...


...Por septiembre

se te llenan de humo los síes en la boca.

sábado, 26 de septiembre de 2009

jueves, 24 de septiembre de 2009

Otoñal

De no ser por que fui navegante de tus manos entre las olas de las sábanas y que hoy me encuentro luchando contra el insomnio, deseando naufragar en el sueño. Nunca jamás hubiera dado importancia a los versos (releídos sin piedad) de García Montero que decían:

…y es difícil, de tanta soledad,
cerrar los ojos sin dudar que existes.


Y es que este otoño, mayúsculo en mí, anticipado y recién parido, me devuelve sabores ajados de la memoria. Ya no dudo que el paladar tiene gusto por conservar los sabores rancios del pasado.

Ahora debería conformarme con dormir.

martes, 22 de septiembre de 2009

Probando desde Flickr


Sillas casi en primarios
Cargado originalmente por Alfonso Cr

He caido en la red de Flickr...

Supongo que publicaré a menudo fotos enviadas desde mi album en esta web.

Que gusto da poder actuar con varias webs al mismo tiempo.

Podeis ver mas aqui:

http://www.flickr.com/photos/rosso_plasencia/

viernes, 18 de septiembre de 2009

Tiempo

Definitivamente: las manecillas del reloj son machetes que cortan el tiempo y el tic-tac el sonido de los segundos cayendo contra suelo.

Y este desierto interno, demasiados relojes de arena rotos.


[...]
que no puede cansarse de esperar
aquel que no se cansa de mirarte.
L.G.M

jueves, 17 de septiembre de 2009

Nueve de doce

Me gustaría decirte que este Septiembre no es como los otros. Que no vuelvo a estar varado, esperando que el viento de Poniente estremezca mis velas, y me haga reemprender mi viaje hacia Ítaca.

Podría decirte que este Septiembre no es añil y que aun no he visto hojas secas sobre el acerado. Podría también decirte que no volvieron a sentarse los estudiantes en sus pupitres y que ni siquiera anunciaron coleccionables por televisión.

Podría decirte todo esto y más, pero sabes muy bien que no se mentir.

Y que sólo miento al decir que podría decirte. Cuando en realidad, ya no puedo.

martes, 15 de septiembre de 2009

A propósito de “Tus ojos sin mis ojos”

Caminaba pensativo y cabizbajo, observando las huellas húmedas que dejó la resaca de la ola. Al acecho, tras de mi, lo confuso de mis pensamientos. Como siempre sin venir a cuento, supongo, unos versos. En esta ocasión de Miguel Hernández:

Los olores persigo de tu viento
y la olvidada imagen de tu huella,
que en ti principia, amor, y en mi termina.

El caso es que, dado el pensamiento por enmadejado, comenzaron a brotar peregrinas imágenes de portales en perfecta penumbra, en arquitecturas de labios incorrectos, de la calle sombría y sin nombre que llevaba a ti, del susurro prendido en la almohada, de manos calientes e inquietas, en ocres Septiembres estudiantiles. Árboles y cuerpos desnudos, hojas sobre la cama y cenizas en la habitación.

Di por concluido el pase de imaginarias diapositivas afirmándome que, lo que suena en un CD rayado no es un cantante tartamudo.

Nunca dije que los pensamientos de uno fueran demasiado lógicos, C'est la vie.

lunes, 14 de septiembre de 2009

domingo, 13 de septiembre de 2009

Miradas del Sur

He vuelto.

En las retinas traigo aun los colores calidos, los blancos encalados y los reflejos del sol en el inmenso azul del mar. Mis manos traen el olor a sal y tienen arena mis sandalias...

No tardaré en volver. Palabra.


viernes, 4 de septiembre de 2009

Postal del Sur

Resulta paradójico que el Sur que yo conozco y que, una vez más voy buscando, se encuentre recogido tan bien, a mi gusto claro está, en alguien de aquí.

Esta vez lo he encontrado, tierra adentro, en el último poemario del placentino D. Álvaro Valverde (“Desde fuera”,Tusquets Editores, 2008). Libro el cual, sea dicho de paso, ha sido muy de mi agrado.

Versa así:


Postal del sur

Una palmera erguida ante el levante
en la Plaza de Oviedo de Tarifa

La luz remota de los viejos faros
que brilla intermitente en Trafalgar.

La luna amarillenta en la azotea
de las noches insomnes de Conil.

El blanco laberinto
que cuelga de Vejer.

La plaza de Medina
suspendida en el tiempo.

Los pinos que rodean
las calas de Los Caños.

Arenas del reloj de la memoria
perdidas en las playas de Zahara.

Las ruinas azotadas
que vimos en Bolonia.

El barco de los sueños
varado al sur, en Cádiz.

Más allá,
Tánger.


Con ello me despido por unos días, la próxima semana me encontraré físicamente entre los versos de este poema, con sede en las noches insomnes de Conil.

jueves, 3 de septiembre de 2009

Miradas pixeladas

Bueno pues he tenido la suerte de que todas las fotos que subí a Panoramio han sido cargadas y están disponibles en el Google Earth desde hace un tiempo.

Comparto con vosotros algunas de mis miradas:
http://www.panoramio.com/user/2917893

Espero ir añadiendo algunas mas que tengo pendientes de algún viaje pasado y las que se vayan haciendo en viajes futuros.

Espero que os gusten.


Pd: me entró el gusanillo y añadí alguna mas, no estarán disponibles en el Google Earth hasta dentro de un tiempo.

martes, 1 de septiembre de 2009

Cambios

Con el nuevo mes quiero darle un nuevo aspecto al blog, espero que estos pequeños cambios sean del agrado de todo lector.